domingo, diciembre 22, 2013

Dulce María

(Hija tu nombre es ya un poema)

Dulce María
uno no nace una sola vez,
uno no tiene un solo bautismo.
Cada mañana es un nuevo parto.
Los ojos cuando se abren
vuelven a tragar la luz infinita.
Ese espíritu luminoso
que juguetea fuera de ti cuando duermes.

Tu pie sereno de niña, canción dulce.
Niña que zapatea en los charcos.
Niña que persigue las libélulas.
Tu mano pequeña
es una avecilla acurrucada
en el refugio de mi puño
de nido abierto.
1, 2, 3;
a, b, c;
Amarillo, azul y rojo.
Hija tu nombre es ya un poema
y tu sonrisa un milagro florecido.




Hugo Oquendo-Torres
Poética de lo simple
23 de Agosto 2013






Reacciones: