viernes, julio 19, 2013

Lo que el amor ha unido[1].

De: Gerardo Oberman

Aquello que el amor ha unido
no lo separe el odio
ni lo reprima la censura,
no lo esconda el miedo
ni lo cubra la vergüenza,
no lo discrimine el prejuicio
ni lo condene la ignorancia,
no lo estigmatice la teología
ni lo prohíba ninguna religión.
Aquello que el amor ha unido
no lo castigue ninguna falsa moral
ni lo señale la hipocresía,
no lo encarcelen derechas ni izquierdas
ni lo enrede ningún discurso,
no lo crucifiquen los desamores
ni lo sepulten los rencores.

Aquello que el amor ha unido,
amor de hombres o de mujeres,
amor de iguales o de diferentes,
amor de almas que se encuentran,
de vidas que se quieren,
de proyectos que se sueñan
y de sueños que quieren vivirse,
amor que se sabe fiel al amor,
amor que no traiciona lo que siente,
amor que no puede dejar de amar,
debe ser, simplemente debe ser.
Que aquello que el amor ha unido
viva siempre en la libertad del amor.
Aquello que el amor ha unido
lo ha unido Dios y es de Dios.
Porque, si no lo recordamos: Dios es amor.




[1] Escrito con motivo de la aprobación del matrimonio igualitario en Argentina.
Reacciones: