lunes, septiembre 09, 2013

Un café con mi abuela


Siempre quise tomarme un café con vos,
estoy seguro que hubiese sido una tarde indecente,
de esas tardes ácidas que desnudan los árboles de su pudor.
de esas tardes que arrancan la piel en jirones.
La vida se acaba 
cuando perdemos el fuego por vivir,
por vivir en rojo.
Yo estoy seguro 
que por eso tu rostro en el ataúd 
nunca fue de madera muerta.
Tu boca siempreviva 
allí musitaba insultos.
Ahora disfruto la lluvia 
que lava los recuerdos de fusil:
Cartas del tarot, 
humo de tabaco e 
hijueputazos directos a la ingle.
Aunque no llueva donde estás, 
por eso la lluvia no dejará de caer.
Mañana 
quiero tomarme un café con vos, 
mi abuela.
Quiero 
que me enseñes a insultar a los políticos 
y a decirle puto al presidente.



   



Hugo Oquendo-Torres
Poética de lo simple
19 de Marzo, 2013




Reacciones: