lunes, enero 27, 2014

Simpleza


Nuestras lágrimas
también se entierran
con la lluvia
en las entrañas del suelo.
Ellas germinan
en los días de sol.
Cuando florecen las lágrimas
el universo explota,
el polen, las esporas.
Brillan sobre el silencio
las estrellas,
abren sus alas de gaviotas
sobrevolando el oleaje.
El atardecer se recuesta
en los techos
de las casas pobres.
Manchas de luz.
Todo florece.




Hugo Oquendo-Torres
Poética de lo simple
13 de Mayo, 2013







Reacciones: